Yungay tendrá pronto nuevo hospital

Yungay tendrá pronto nuevo hospital

Reconstrucción con Cambios ejecuta obra que permitirá brindar una moderna infraestructura al servicio de la salud de la población

Áncash | Como parte de las acciones que en el sector salud realiza la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) en Áncash, destaca la construcción del esperado Hospital de Yungay de nivel II-1, en el marco del Acuerdo de Gobierno a Gobierno (G2G) con el Reino Unido. A la fecha, esta moderna infraestructura tiene un avance de obra física del 79% y se tiene previsto que se culmine en los próximos meses.

El nosocomio tiene un presupuesto superior a los S/ 328,7 millones y espera beneficiar a más de 20 mil familias de Yungay y zonas aledañas de la provincia. El hospital cuenta con un área aproximada de 16,527 metros cuadrados de construcción que servirá para ofrecer óptimos servicios de salud.

La edificación cuenta con cuatro niveles destinados a albergar consultorios para atención médica ambulatoria, emergencia, centro obstétrico, centro quirúrgico, hospitalización, patología clínica, anatomía patológica, diagnóstico por imágenes, medicina de rehabilitación, nutrición y dietética, planta de oxígeno, centro de hemoterapia, banco de sangre, farmacia y central de esterilización.

Este nuevo centro hospitalario se sumará al centro de salud de Yungar, nivel I-3, que ya está atendiendo a la población y que se construyó con una inversión que supera los S/ 40 millones.

Aparte debemos mencionar la construcción de los hospitales de Caraz, Pomabamba, Recuay, San Ignacio de Casma y el centro de salud San Nicolás. Como ya se ha informado, Áncash es la región donde más recursos se han destinado a infraestructura hospitalaria.

Cabe indicar que los proyectos G2G tienen como características una alta calidad técnica, equipamiento de primer nivel y procesos de licitación o procura con los más altos estándares de transparencia. Además, los centros de salud cuentan con aislamiento sísmico y sistemas de drenaje pluvial que aseguran su funcionamiento durante los fenómenos climatológicos.